ANÁLISIS DE LA SITUACION DE PARTIDA

La dehesa constituye el sistema agrosilvopastoral más característico de Europa, con 4,5 millones de hectáreas de extensión (Moreno y Pulido, 2009). En Extremadura la superficie de dehesa alcanza el 31% del territorio regional y en Andalucía el 16% (Costa et al., 2006). La dehesa tiene una gran importancia económica, social y ecológica, que se ha mantenido a lo largo de los siglos mediante unos modelos de gestión tradicionales, que han sido el sustento económico de una importante parte de la población en el entorno rural y urbano, pero en las últimas décadas su rentabilidad ha disminuido notablemente debido a diversos factores adversos.

El decaimiento y muerte de algunas especies del género Quercus, fenómeno habitualmente denominado “Seca”, es uno de los principales problemas fitosanitarios que actualmente afecta a las dehesas y bosques de la Península Ibérica. Dada la extensión, más de 30.000 has afectadas, sólo en Extremadura, y el ritmo de crecimiento de la enfermedad, 0,16% anual, (Cardillo et al., 2012) se hace imperativo comenzar a adoptar medidas de control, basadas al menos en algún tipo de evidencia científica, en el marco de una estrategia de lucha integrada. Esta estrategia de la gestión de los sistemas forestales debe considerar tanto las medidas para reducir las tasas de dispersión de los focos existentes (Rizzo & Garbelotto, 2005) como los mecanismos de dispersión a larga distancia, que implican la aparición de nuevos focos.

Aunque son varios los factores bióticos y abióticos que están involucrados, la enfermedad ha sido repetidamente asociada (Cobos et al., 1993; Brasier, 1996; Robin et al., 1998; Sánchez et al., 2002;) a un patógeno del suelo que provoca la pudrición del sistema radicular. Phytophthora cinnamomi  es un oomicete, patógeno de más de 3000 especies de plantas, considerado por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN)  como una de las 100 especies invasoras más agresivas del mundo (Lowe et al., 2000).

Actualmente las medidas de control de P. cinnamomi a nivel operativo son muy escasas. La detección suele producirse cuando la enfermedad se halla en un estado muy avanzado y el diagnóstico se enfrenta a una escasez de medios, protocolos y laboratorios especializados. Sin embargo, existen técnicas que podrían emplearse en la detección precoz y pueden aplicarse medios de diagnóstico expeditivos para uso en campo.

La prevención, hasta ahora, se ha limitado a las recomendaciones generales que desde la Mesa de la Dehesa se han publicado y algunas medidas subvencionadas en la línea de Gestión Sostenible de las Dehesas. Sin embargo, existe un amplio conocimiento biológico y ecológico tanto del patógeno como de sus hospedadores, y comenzamos a entender cuáles son las vías de propagación, las zonas de reserva y fuente de inóculo de las que parten nuevas infecciones, por lo que se pueden proponer medidas de lucha que pueden implementarse en casos concretos a través distintos de modelos de gestión.

Respecto a los tratamientos, aunque se han ensayado diversos métodos biológicos, químicos y culturales, actualmente no existe un remedio totalmente eficaz. Por ejemplo, diversos trabajos demostraron el efecto fungistático y la mejora de la resistencia de plantas tratadas con fosfonatos, aunque algunos ensayos en campo no han conseguido efectos significativos con este tipo de aplicaciones. Recientes experiencias indican que el medio por el que se administran estos productos, las dosis y el estado del arbolado pueden ser críticos. Así mismo, se ha descrito el efecto supresivo de suelos ricos en materia orgánica, o enmendados con calcio. En el laboratorio se han constatado reducciones de crecimiento y producción de zoosporas en presencia de ciertos microorganismos, o el efecto alelopático de los exudados radicales de plantas como el matagallo (Phlomis purpurea).

Por último, se ha realizado un esfuerzo por conocer que procedencias de encina y que especies presentes en estos ecosistemas tienen tolerancia o resistencia frente al patógeno. De esta forma es posible diseñar tratamientos selvícolas dirigidos a reducir la capacidad infectiva, o proponer una composición específica adecuada para la restauración de focos en los que las encinas y alcornoques han sido gravemente afectados. En este sentido, se empiezan también a conocer las bases genéticas y moleculares relacionadas con la respuesta de los árboles al patógeno.

Todas estas herramientas de lucha pueden ser integradas en un modelo de gestión individualizado para cada tipo de ecosistema o finca, en el que se concreten en el espacio y tiempo las acciones a llevar a cabo teniendo en cuenta su aplicabilidad y coste a escala real, así como la forma de verificar su eficacia.

 

Referencias:

Brasier, C.M., 1996. Phytophthora cinnamomi and oak decline in southern Europe. Environmental constraints including climate change. Annales des Sciences Forestieres, 53:347-358.

Cardillo E., Acedo A., Pérez C. 2012. Spatial patterns of holm and cork oak decline in Extremadura, Spain. 6th Meeting of IUFRO Working Party 7.02.09 Phytophthora in forests and natural ecosystems. Córdoba

Lowe S. J., Browne M., & Boudjelas S. (2000). 100 of the world's worst invasive alien species. Auckland, New Zealand: ISSG Pub.

Robin, C., Desprez-Loustau, M.L., 1998. Testing variability in pathogenicity of Phytophthora cinnamomi. Eur. J. Plant pathol., 104: 465-475.

Rodríguez-Molina, M.C., Santiago Merino, R., Blanco Santos, A., Pozo Quintanilla, J.D., Colino Nevado, M.I., Palo Núñez, E.J., Torres-Vila, L.M., 2003. Detección de Phytophthora cinnamomi en dehesas de Extremadura afectadas por “seca” y su comportamiento in vitro. Bol. San. Veg. Plagas, 29:627-640.

Sánchez, M.E., Caetano, P., Ferraz, J., Trapero, A., 2002. Phytophthora disease of Quercus ilex in southwestern Spain. For. Path., 32:5-18.

Rizzo D.M., Garbelotto M., Hansen E.M. (2005). Phytophthora ramorum: integrative research and management of an emerging pathogen in California and Oregon forests. Annual Review of Phytopathology 43: 309-335.

Más en esta categoría: NECESIDAD DEL PROYECTO »

EMPRESAS y ORGANISMOS COLABORADORES

      

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Ver política